Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Abril 2019

L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   Tras dominar ligeramente en la primera mitad y mostrarse nulo en canastas en juego (2) en el segundo tiempo

Askatuak dejó pasar en la cancha de Askartza otra oportunidad de engancharse a la categoría (58-50)

El nuevo viaje a Leioa, en tierras vizcaínas, esta vez para jugar ante los claretianos de Askartza, supuso una nueva decepción porque Askatuak no supo contrarrestar en la segunda mitad el juego rival al mostrarse ciego en ataque y anotar solo 4 puntos en juego -todo lo demás fueron tiros libres convertidos y con flojos porcentajes-.

1 / 6
Foto 1
El inusitado bloqueo atacante de Askatu en la segunda parte resultó decisivo. (Foto Andoni HUEGUN)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona: Aitor Alberdi (8), Jaime Bisabarros (3), Ramuntxo Albistur (6), Fernando Mindeguía (10), Josu Olazabal (10), Beñat Arroyo (2), Andoni Linares (-), Oier Almandoz (7), Unai Santamaría (-) y Mikel Unanue (4).

Marcador cada 5 minutos: 8-10 (m.5), 13-18 (m.10), 18-23 (m.15) y 29-29 (descanso). 34-29 (m.25), 43-35 (m.30), 47-39 (m.35) y 58-50 (final).

 

La expedición de Askatuak marchó un día más a Bizkaia con el ánimo de asegurarse una victoria ante un directo rival al que había ganado por doce puntos en la primera vuelta en el Polideportivo de Bidebieta.

Imponerse en el Colegio Claret de Leioa suponía ni más ni menos que abandonar la penúltima plaza, superar a Askartza por el basket average y empezar a poner tierra de por medio de las plazas que queman y te condenan al descenso.

Pero... no pudo ser. Porque después de un primer tiempo sensato de Askatuak, en el que dominó casi por completo (15-23, m12), con notable tensión defensiva y bastante acierto en el tiro -hasta dos triples de Fernando Mindeguía y uno de Iosu Olazabal-, el castillo de naipes se vino abajo una vez más tras el descanso. 

Y es que pese a mantener el equilibrio defensivo -encajó los mismos puntos que en los primeros veinte minutos (29)-, con el calamitoso balance atacante que mostró en esta parte era imposible ganar a nadie.

Seis puntos en el tercer cuarto y dos canastas en juego en veinte minutos dan para poco, y puntito a puntito de vez en cuando, no le ganas ni a un Askartza que para el minuto 26 se había ido 41-29, que su único mérito fue endurecer su defensa y dejar que su pívot Goti nos machacase con su tiro hasta de fuera e, incluso, a leches como panes de verdad. 

Por sacar algo en limpio, mantuvimos favorable el basket-average aunque ya tenemos a este rival a dos partidos de distancia.

Ahora, no queda otro remedio que ponerse las pilas -que lo sabemos hacer- y vencer a Mungia este sábado, un equipo que transita relajado en los puestos altos de la tabla.

Tenemos que volver a espabilar Askatu.