Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Agosto 2019

L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   A falta de 90 segundos el marcador señalaba 68-71 y la posesión era nuestra, pero las pérdidas de balón nos impidieron hacer un ataque razonable (0-5 de parcial)

Askatuak desperdició en los segundos finales una nueva oportunidad de ganar (68-76)

Askatuak desaprovechó su opción de ganar a La Salle de Bilbao y un día más dejó escapar sus opciones de victoria al jugar precipitadamente los segundos finales del partido ante un equipo que marcha segundo en la tabla pero que no pareció -como el resto de conjuntos de esta 2ª División- tan superior al nuestro.

1 / 4
Foto 1
Los jugadores de Askatuak viene pagando un alto precio su esfuerzo por llegar vivos a los instantes finales. (Foto Andoni HUEGUN)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona: Aitor Alberdi (8), Jaime Bisabarros (4), Ramuntxo Albistur (7), Fernando Mindeguía (13), Beñat Arroyo (6), Andoni Linares (8), Jordi Llonch (-), Josu Olazabal (14), Unai Santamaría (5) y Aitor Gil (3).

Marcador cada 5 minutos: 2-14 (m.5), 15-19 (m.10), 23-29 (m.15) y 37-38 (descanso). 42-44 (m.25), 48-59 (m.30), 59-67 (m.35) y 68-76 (final).

 

No es la primera vez que Askatuak después de un arranque funesto (2-14) y gracias a su ardor guerrero regresa al partido. Y que después de un esfuerzo endiablado por recuperarse alcanza el descanso tan solo un punto abajo (37-38), aunque Bisabarros para entonces se echase solo al banquillo con cuatro faltas.

Tampoco es nuevo que incluso estando diez abajo, a falta de cuatro minutos (59-69), llegásemos al último minuto en condiciones de ganar (68-71 y balón nuestro)...

Pero un día más, esos agujeros negros que se registran a lo largo de cada choque cotizan caros: llegamos agarrotados y faltos de fuelle mental y nos quedamos sin rematar la faena -que es de lo que se trata-. 

Porque las numerosas pérdidas de balón de nuestro equipo, el peor porcentaje anotador de nuestros hombres, las dificultades para cerrar el rebote... se vieron paliadas cuando se puso en marcha suficiente tensión defensiva e hicimos duro el ejercicio de chequear y de rebotear, cuando no perdimos la fé pese a que La Salle es segundo de la tabla y aunque fueran mejores en el tiro exterior y en la media distancia...

¿Qué nos faltó entonces para ganar en los segundos decisivos?

Serenidad y orden en el juego de ataque / soluciones para que el balón llegase al jugador mejor situado / temple para no jugarnos de 3 los pocos balonces que no perdimos / oficio para controlar y aprovechar que tienes al rival en bonus para hacer llegar balones dentro... / pero, por encima de todo, cuidar el balón y cada posesión como un tesoro...

La calma que no perdieron los bilbaínos -aunque su entrenador por lo que gritó pareció ver las orejas al lobo-. Y no dejarnos ganar porque nos arrebataban el balón.

Ahora, queda toda la segunda vuelta por delante y juego y tiempo suficiente para cambiar de rumbo.