Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Noviembre 2018

L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   Dominó en muchas fases del partido al Unamuno de Bilbao pero no supo ganar un día más

Askatuak mereció más en La Casilla pero el casillero de victorias sigue en blanco (67-63)

El partido suponía una buena prueba para hacer olvidar el severo correctivo en la jornada anterior frente al Leioa, pero Askatuak sigue sin saber ganar y ya son cuatro derrotas aunque en tres de los partidos del comienzo de esta Liga hayamos tenido la oportunidad de inclinar hacia nuestro lado la victoria, pero ésta se resiste demasiado.

1 / 5
Foto 1
El banquillo vibró con algunas de las acciones brillantes de Aitor Alberdi. (Foto Iñaki ALMANDOZ)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona: Aitor Alberdi (22), Jaime Bisabarros (2), Ramuntxo Albistur (8), Fernando Mindeguía (9), Beñat Arroyo (3), Aitor Gil (5), Andoni Linares (2), Josu Olazabal (6) y Jordi Llonch (2) y Mikel Unanue (4).

Marcador cada 5 minutos: 8-10 (m.5), 14-19 (m.10), 27-25 (m.15), 36-31 (descanso). 41-37 (m.25), 44-42 (m.30), 53-55 (m.35) y 67-63 (final).

 

El histórico pabellón de La Casilla de Bilbao parecía un magnífico escenario para inaugurar el capítulo de triunfos de Askatuak pero un día más amagamos al rival con ganarle pero ahí se quedó todo.

Unamuno, otro equipo descendido de Primera División y al que por lo menos superamos por puestos la pasada temporada, supo apretar los dientes ante un final apretado en el que llegó a meter hasta nueve tiros libres en los dos últimos minutos -los que sin duda le reportaron la victoria-.

Y eso que un día más Aitor Alberdi se echó al equipo al hombro y con un inicio fulgurante en el que anotó los 12 primeros puntos de forma consecutiva dominábamos el partido con autoridad (2-8 (m.3), 8-14 (m.7), 10-17 (m.8), 14-23 (m.12), hasta que mediado el segundo cuarto comenzaron las vías de agua y a verse nuestras costuras y con un parcial de 13-2 se nos vino abajo lo bueno que habíamos hecho hasta entonces.

Entre que permitimos sucesivos contraataques fruto de las pérdidas de balón y de los rebotes que nos atrapaban, o porque no veíamos ahora la canasta tan fácil, o por tener a nuestro director sentado como protección de las personales... el caso es que el partido cobró aires distintos y tras el descanso iba a iniciarse otra pugna.

Con el equilibrio como factor dominante hasta el final del choque, el marcador fue reflejo de ese `tour de force´ y así alcanzábamos el minuto 31 con 44-44, el 33 ya arriba 46-50, nuevamente iguales 50-50 (m.34) y todavía en ventaja 53-55 a falta de cinco minutos. 

Cuando la victoria pudo oscilar a cualquiera de los lados 55-55 (m.37), 57-56 (quedando 1.39), el acierto en los tiros libres que decíamos desequilibró la balanza.

Aunque también hay que decir que si bien es verdad que Unamuno convirtió hasta 25 tiros libres en el partido, alcanzó el final tira que te tira de personal mientras los jugadores de Askatu no entraban en bonus por mucha cera que se les repartiese.

Al final, derrota por 4 puntos que sumada a los dos partidos perdidos por dos puntos nos tienen cerca aunque sirva de poco. 

Este sábado, en Bidebieta, llega el Askartza y ya no hay más concesiones que valgan ni más tiempo que perder.

Aúpa Askatu.