Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Julio 2018

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   Demasiadas pérdidas inoportunas en distintas fases del partido impidieron sacar mayor renta a nuestro juego

Askatuak no se lo puso fácil al Tecnun y con un poco más de cariño al balón hubiese ganado (65-57)

La mejora notable en la intensidad del juego de Askatuak se hace sentir partido a partido y buena prueba de ello es que la victoria no anduvo lejos en cancha de otro de los líderes de la categoría a no ser por el rosario de pérdidas de balón, aspecto importante que tenemos que pulir para hacer viable el convencimiento en nuestras capacidades que se respira en los protagonistas del juego.

1 / 4
Foto 1
El equipo quería ganar y no le faltó mucho. Askatu es una piña. (Foto Andoni HUEGUN)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona Askatuak: Eizaguirre (16), Mindeguía (2), Jaime Bisabarros (9), Urko González (15), Albistur (4), Arroyo (4), Linares (2), Lasa (5), David González (-) y Diego Bisabarros (-).

 

La verdad es que da gusto verles.

El equipo de Askatu no está para trotes clasificatorios, el calendario de 7 partidos que quedan, más bien las necesidades que tenemos, se antoja complicado, resulta obvio que desconocemos cómo acabará esta liga, pero el coraje que derrochan nuestros jugadores en la cancha, sobre todo en estos últimos partidos, alegran el ánimo del más pintado.

Porque Askatu esta vez se las tuvo tiesas a un buen equipo y el marcador final no refleja como debiera lo que puso cada cual para ganar. Técnicamente, los de la Universidad de Navarra son mejores, más experimentados, pero los nuestros -me pareció- tenían más ganas de ganar y de crecer. 

Además de la intensidad y disciplina que ponemos al juego, de la implicación de todos en quererlo hacer mejor, del carácter necesario en la dirección, hemos mejorado bastante en el acierto anotador, pero -qué pena- seguimos perdiendo demasiados balones que merman mucho el capítulo de sumandos necesarios y, lamentablemente, ante rivales como Tecnun, no nos alcanza para vencer.

Desde Pepelu Arrizabalaga hasta Borja Lasa, todos han elevado el listón de su nivel, y se aprecia en el colectivo buen rollo. Y en eso gran parte de la culpa la tiene ese coach templado de carácter pero firme de convicción.

Askatuak salió sin complejos y, tras un primer cuarto de tu a tu, marchábamos 13-14 por arriba a los 10 minutos.

Después del buen comienzo, la pérdida de consistencia y de los balones, junto a que Tecnun le veía las orejas al lobo y apretó, hizo que al inicio del segundo parcial el marcador reflejase (20-14, m.12) y (27-16, m.15), hasta el 32-24 al descanso.

El tercer cuarto dio el más brillante perfil de nuestros jugadores y la palpable demostración de que no habíamos ido de paseo aunque el Campus de Gipuzkoa lo tengamos cerca.

Cerramos nuestra defensa, las líneas de pase se las cortábamos y al rebote le poníamos el  punch necesario. Como no perdíamos apenas balones, se pasó a (34-29, m.22), (38-36, m.25), (41-38, m.28), (41-40, m.29) y al definitivo cierre de cuarto 44-40.

Llegábamos en buena línea al episodio definitivo, pero en una salida calamitosa en el cuidado del balón -conté hasta 4 posesiones seguidas perdidas-, estábamos de nuevo con todo por hacer (51-40, m.34).

En el momento que dejamos de perder sin motivo la pelota, regresó el arrojo de hombres como Jon Eizaguirre, Urko González y Jaime Bisabarros, que tiraban del carro -creo que sumamos hasta cuatro triples en este periodo-, apoyados por la confianza y el amor propio de la totalidad, y nos aproximamos piano-piano aunque para caer al final excesivamente de 8.

Equipo, mi reconocimiento.

¡Larga vida a Askatu!