Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Diciembre 2018

L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   Se reencontró con su carácter y le dio un revolcón al choque con la mejor defensa del año y gran solidaridad en el juego colectivo

Askatuak noqueó (67-58) a Erroibide después de andar groggy en la primera parte

Askatuak jugó el mejor partido de la temporada -por lo menos durante tres cuartos de la contienda- ya que, después de un inicio horripilante -llegó a marchar 18 abajo (14-32, m14)-, entró a falta de 90 segundos para la conclusión 17 arriba (67-50); o lo que es lo mismo un parcial de escándalo de 53-18 en tan solo 24 minutos de juego.

1 / 5
Foto 1
La aplicación en el juego colectivo de Askatuak desarboló el fulgurante inicio de Erroibide. (Foto Andoni HUEGUN)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona: Jaime Bisabarros (11), Ramuntxo Albistur (5), Fernando Mindeguía (16), Beñat Arroyo (6), Andoni Linares (7), Jordi Llonch (-), Mikel Unanue (2), David Larrinaga (-), Markel Viaña (5), Josu Olazabal (4) y Aitor Gil (11).

Marcador cada 5 minutos: 4-16 (m5), 8-23 (m.10), 20-32 (m.15), 28-36 (descanso). 37-42 (m.25), 50-47 (m.30), 64-50 (m.35) y 67-58 (final).

 

El comienzo de la tarde hizo temblar los cimientos del Polideportivo de Bidebieta porque un día más Askatuak no se presentó a la cancha y Erroibide parecía un equipo de fenómenos que las enchufaba todas.

2-9 (m3), 4-18 (m7), 6-23 (m9), 14-32 (m14) y la sangría no la paraba nadie. 

La falta de confianza y las dudas de siempre entre nuestros jugadores hacían que los irundarras metiesen un porcentaje elevadísimo de sus tiros exteriores mientras los nuestros ni anotaban, ni defendían, 'rien de rien'.

Entre tanto, Iñaki Ugarte se desgañitaba en los tiempos muertos pero aquello tenía mala pinta.

¿Qué pasó...? 

Pues que en un abrir y cerrar de ojos, un parcial de 6-0 en un minuto 20-32 (m15) hizo que Askatuak se olvidase de inseguridades y vacilaciones y se pusiese a defender sin mirar al marcador.

Gradualmente, el grupo empezó a ser consciente de que si jugábamos en equipo, defendíamos al dominicano irunés, y Beñat y entre todos cerrábamos el rebote, aquello no estaba acabado.

Qué grande es el baloncesto. Los nervios cambiaban ahora de bando, Erroibide ya no acertaba ni a entrar ni a meterlas y para colmo a falta de un segundo para el descanso uno de sus jugadores se iba al vestuario antes de tiempo -técnica y cabreo-.

28-36 (m20), 37-42 (m25), 40-45 (m26) y antes de que finalizase el tercer cuarto ya les habíamos pillado (50-47 m30). 

Las distintas defensas de Askatu, el gran esfuerzo por cerrar líneas, chequear los rebotes y no dejar entrar a nadie en nuestra zona -Beñat Arroyo puso hasta 4 tapones, ahí es nada-, hizo que Erroibide se desesperase y cargase su impotencia sin causa sobre los colegiados y el último cuarto lo enfangase con quejas, técnicas y alboroto.

Askatuak supo sustraerse del grado de desesperación irunés, que alcanzó hasta las propias gradas, permaneciendo centrado en su juego colectivo y entonado también en ataque marchándose hasta de 17 puntos en el minuto 38. 

54-47 (m32), 61-47 (m34), 67-50 (m38) y pena de relajación y despiste en los últimos instantes (con un 0-8 que duele por el basket-average).

Encomiable carpetazo a la competición este año y ahora no queda otra que aplicarse con intensidad este mes para regresar en 2019 con las baterías cargadas y dar buen nivel en una Liga para la que tenemos mimbres de juego suficientes.

Askatu - Disfrutemos las fiestas y el año que nos espera.