Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Enero 2019

L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   Un parcial de 0-15 y 7 minutos sin anotar -entre el minuto 10 y el 17- supusieron una losa abrumadora (68-79)

Askatuak se ausentó en el 2º cuarto y después le fue imposible remontar

Los partidos de baloncesto duran 40 minutos y normalmente los equipos que desconectan periodos excesivamente amplios llevan las de perder, pese a la grandeza de este juego que a veces concede opciones hasta en situaciones casi imposibles. Askatuak ganó dos cuartos del partido y empató un tercero, pero la debacle del 2º parcial fue tan alarmante que no pudo materializar la gesta.

1 / 3
Foto 1
La zona alavesa rompió en el segundo cuarto la marcha ascendente con que había comenzado el partido. (Foto Andoni HUEGUN)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona: Jaime Bisabarros (19), Ramuntxo Albistur (8), Fernando Mindeguía (19), Beñat Arroyo (2), Andoni Linares (8), Jordi Llonch (-), Mikel Unanue (4), David Larrinaga (-), Markel Viaña (-), Josu Olazabal (5) y Aitor Gil (3).

Marcador cada 5 minutos: 12-10 (m5), 20-15 (m.10), 20-26 (m.15), 30-43 (descanso). 36-53 (m.25), 48-59 (m.30), 56-65 (m.35) y 68-79 (final).

 

Askatuak perdió de forma descorazonadora el equilibrio de su juego en el segundo periodo del partido y a los alaveses de San Prudencio les bastó una zona para destrozar el magnífico trabajo (5 arriba) que habían hecho nuestros jugadores en el primer cuarto.

Durante 7 minutos se fundieron los plomos en todos nuestros aspectos del juego y de un 20-15 pasamos a un 20-30 (m.17) e incluso a un 26-43 (m.19) -parcial de 6-28 y hasta luego noruego un día más-.

En ataque no metíamos una -tira que te tira triples- y en defensa, carentes de tensión, se nos colaban hasta la cocina, sin respuesta y poco oficio de quienes estaban sobre la cancha. 

En la segunda parte, aprendida la lección, el equipo recuperó sentido pero sobre todo ganas y posición, y con una zona, esta vez nuestra, y más variedad de juego, inició su recuperación y paulatinamente regresó la confianza que generó que los vitorianos ya no se sintiesen tan solventes.

34-45 (m.23), 45-54 (m.28) y hasta 66-71 (a falta de 1'55''), pero con todo por jugarse, la presión de nuestros jugadores llevó a la línea de personal a los de Lakua, que ahí se mostraron infalibles.

Mención especial a Fernando Mindeguía, que evoluciona favorablemente tras la lesión con su mejor anotación de la temporada, y protagonismo positivo de Jaime Bisabarros en la cuenta anotadora también.

La próxima jornada toca jugar con Urdaneta y simplemente: ganar y ganar (Luis Aragonés dixit).

Ahí lo dejo.

¡Ya Askatu...!