Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Junio 2018

L M X J V S D
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   Nuestros jugadores cedieron pronto y un día más nos quedamos muy lejos de los puntos necesarios para ganar

Askatuak se dejó liar por el líder y la singular atmósfera del Usabal tolosarra (71-44)

El desplazamiento a la cancha del líder se antojaba francamente complicado para las capacidades actuales de nuestro equipo, pero Askatuak se quedó más pronto que nunca sin posibilidades de victoria al sentirse nuestros jugadores embriagados por el juego sin historias del Take y los enrarecidos aires del Uzturre paseándose por el Usabal.

1 / 6
Foto 1
En el Polideportivo de Usabal confluyeron muchas circunstancias singulares. (Foto Andoni HUEGUN)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona Askatuak: Eizaguirre (6), Mindeguía (1), Jaime Bisabarros (8), Urko González (10), Albistur (8), Arroyo (4), Linares (3), David González (2), Castaño (-) y Diego Bisabarros (2).

 

Qué más puede explicar uno de un partido en casa del líder y recién descendido de la Liga EBA, si al término del primer cuarto marchábamos en el marcador 20-4 y no habíamos sido capaces de guardar el balón en casi ninguna de nuestras posesiones, por lo que entre las pérdidas y que incluso ni llegábamos a tirar...  pues eso: 0-1 (m.1), 10-1 (m.4) y 20-4 (m.10).

 

Tres triples de Lander Lasa -otro ex-Askatu, ex-GBC, ex-Iraurgi y ex-todo-, para un total de cuatro triples encajados en el primer cuarto, habían sentenciado la contienda siendo sinceros porque estaba visto que no era nuestro día. No parecía, desde luego, una tarde para prodigios. 

 

Y eso que en el segundo cuarto, el choque adquirió tintes de cierto equilibrio, aunque Take no cedió en ningún momento la copiosa ventaja adquirida al inicio, llegándola a aumentar hasta 34-13 (m.16), aunque remitiese un poco (36-21) al descanso.

 

Por si éramos pocos -pues sí-, parió la abuela. En la segunda mitad y cuando mejor jugábamos, 41-30 (m.28), al bravo David González se le salió el hombro -me tiene admirado este fenómeno, porque el solo se lo coloca en su sitio y sigue jugando-; a Jaime Bisabarros le empezó a molestar el aductor y hubo de parar; y encima, los árbitros echaban al bendito Urko González a la calle, por una descalificante, tras un lance sin pies ni cabeza con el ínclito Ander Lasa, que tuvo oportunidad acabado el partido de quedar como un señor pero no le dio la gana.

 

De ahí en adelante, y hasta el final, el desarrollo de la teoría del caos.

 

Recapitulando, un triple más uno, acumulación de antideportivas, las lesiones, expulsión, los enrarecidos aires del Uzturre y del Usabal... y Take haciendo caja: 45-30 (m.30), 56-30 (m.32), hasta el 71-44 final.

 

En definitiva, partido para olvidar, y a otra cosa. 

 

No queda más que volver a la senda de la victoria y para ello derrotar en el próximo encuentro al Atlético.

 

Además... a que le tenemos ganas.