Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Octubre 2017

L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   Dominaba 60-54, pero el desgaste físico y el buen equipo de Durango se impusieron en el debut liguero

Cafés Aitona Askatuak juega 34 buenos minutos pero cedió al final ante Tabirako

Cafés Aitona Askatuak puso sobre la mesa en el debut liguero de 1ª Nacional masculina tres cuartos y medio ilusionantes, pero un final espléndido del Tabirako de Durango permitió el triunfo a los vizcaínos (68-80), en la nueva cancha donostiarra del Polideportivo de Bidebieta donde jugará sus partidos esta temporada el primer equipo de Askatu.

1 / 4
Foto 1
El equipo de Askatu es una piña. (Foto Andoni HUEGUN)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona Askatuak: Eizaguirre (2), Mindeguía (9), Jaime Bisabarros (8), Urko González (13), Albistur (8), Arroyo (2), Linares (5), David González (15), Castaño (4) y Diego Bisabarros (2).

 

El nuevo equipo de Cafés Aitona Askatuak que dirige está temporada Pepelu Arrizabalaga está llamado a desarrollar una notable campaña porque la convicción y el hambre con que trabajan nuestros jugadores no pueden ser tan crueles como el día del debut con Tabirako.

Nada hacía presagiar un final tan arrollador de los vizcaínos cuando en el minuto 34 de partido el marcador reflejaba un 60-54 a favor de Askatu, después de un inmenso esfuerzo hasta entonces de toda la plantilla.

La solidaridad, el juego de ayudas, no perderle la cara en ningún momento a un buen rival y el sacrificio y la disciplina de todos habían permitido mantener a raya a un equipo que llegó poderoso a la nueva cancha de Bidebieta y que anunciaba venir dispuesto a llevarse la victoria.

De salida, Tabirako imponía su ritmo de partido y nuestros hombres, aunque a remolque, fijaban propósitos poco a poco, pese a que el marcador al término del primer cuarto marcaba 15-20.

Durante el segundo cuarto, el equilibrio y la buena defensa de Askatu constituyeron los mejores avales de los de Pepelu que, punto arriba - punto abajo, alcanzaban el descanso del partido 31-33 en mínima desventaja.

Tras el intermedio, el choque se convirtió en un toma y daca rotundo en el que ambos cuadros echaron el resto para imponer sus virtudes -buenos porcentajes en ataque- pero sin que ninguno de los equipos perfilase definitivamente hacia donde se inclinaría la victoria (55-54). 

Y cuando el comienzo del último cuarto hacía presagiar un final más que apretado, o incluso cierta tendencia al éxito de Askatu (60-54 a los 4 minutos), llegó la embestida enorme del rival, al que le salió todo. 

Triples de 9 metros, dominio del rebote ofensivo, gran defensa sobre todo, acierto anotador exagerado en general; y, por contra, pérdida de fuelle de Askatu, ya no llegábamos a las ayudas, merma clara en la capacidad de abrir huecos en ataque, pero, encima de todo, puntería del adversario y... un parcial de 8-26 que lo dice todo y para el que no queda más que felicitarles.

Pero no pasa nada porque Askatuak siguió trabajando al límite, no bajó la cabeza, y que sepamos esto no ha hecho más que empezar.

Con los mimbres y la ilusión que se vislumbra, alcanzaremos altas cotas. Este equipo, esta plantilla, desprende buen feeling, buen rollo en lo deportivo y en lo personal.

Aupa Askatu.