Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Noviembre 2018

L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Noticias

compartir

  •   En un partido en el que el rival se mostró muy superior y pareció bastante mejor de lo que es

El periplo navideño sentó fatal a Askatu y la indigestión llegó hasta Getxo

Los jugadores y el cuerpo técnico de Askatuak pasaron en tierras vizcainas un test en el que quedó claro que tenemos que ponernos las pilas y seguir trabajando a tope para seguir compitiendo, o de lo contrario estamos expuestos a recibir repasos como el que nos atizó un sólido Getxo en su feudo de Fadura. (84-55)

1 / 6
Foto 1
Askatuak no encontró nunca su juego y se llevó una severa derrota en Getxo. (Foto Andoni HUEGUN)

Por Andoni HUEGUN

 

Cafés Aitona Askatuak: Eizaguirre (22), Mindeguía (-), Jaime Bisabarros (2), Urko González (6), Albistur (8), Arroyo (-), Linares (7), Lasa (2), David González (4), Castaño (2) y Diego Bisabarros (2).

 

No hay otra que seguir trabajando porque tampoco es normal que cuando un partido se lleva relativamente controlado (6-11, m.8), doce minutos después estemos 40-22 (descanso), con todo el andamiaje del equipo en el suelo, tras un parcial durísimo de 34-11, y otro de 17-0, al pasar en un santiamén a estar 23-11 (m.13).

Y además, con la sensación de un juego que aventuraba que aquello no tenía remedio, porque Getxo nos había desarbolado con tal superioridad, incomprensible por otra parte, que no quedaba más que aguantar el chaparrón de Fadura y regresar a casa sin novedades.

Pues bien, para colmo, ni eso. Encima nuestros prospectos más jóvenes llegaron al vestuario preocupados porque el esguince de Urko González y el dedo anular de la mano derecha de Javi Castaño no tenían muy buen aspecto aunque Jokin Marichalar, nuestro fisio, no paró de tranquilizarles y se confirmase luego en Donostia que el alcance en ambos casos era menor de lo que aparentaba. (Animo a los dos jabatos).

En la segunda mitad y tras el desastre del segundo cuarto, Askatuak bastante hizo con que la brecha no fuese escandalosamente a más, al remitir algo las pérdidas de balón -principal handicap del equipo junto con la ausencia de recursos anotadores- y mejorase un poco el ritmo aunque continuásemos ciegos ante el aro.

Y menos mal que para contrarrestar tan aciaga jornada del equipo dispusimos de la gran actuación anotadora de Jon Eizaguirre, que se fue hasta los 22 puntos, en un día en el que estuvo francamente inspirado en el tiro (tu puedes Eiza, necesitamos al triplista de Cataluña).

Por lo demás, un Getxo comandado por el descomunal Aritz Gastaminza -desde que salió a cancha al final del primer cuarto nos puso patas-arriba, y no es la primera vez que lo hace-, siguió empleándose con solidez y del 57-36 (m.30) aceleró su progresión y nos endosó casi 30 puntos de los que duelen.

Vamos todos, Askatu.