Este sitio utiliza cookies, propias y de terceros, para dar un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.
ACEPTAR
No te lo pierdas No te lo pierdas

Enero 2019

L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

No hay contenidos.

Cerrar
Askatuak

ASKATUAK CLUB DE BALONCESTO

Documentos

compartir

¿Quién es Aitor Alberdi?

1 / 3
Foto 1
Aitor lanza en suspensión con gran estilo. (Foto Archivo ASKATUAK)

-CUESTIONARIO-

Por Josean FERNANDEZ

Esta vez vamos a preguntar a uno de los jugadores referente del club: Aitor Alberdi. Jugador de nuestro equipo junior de liga vasca, por su nivel de juego y de proyección es en el que se miran los más pequeños del club. Chaval que destaca siempre por su capacidad física, por su explosividad y su intensidad dentro de la cancha de juego.

Además, Aitor es de esos jugadores a los que no verás nunca un mal gesto. Es el jugador de la sonrisa perenne, lo que no quita para que, en momentos del juego, muestre su fortaleza de carácter. Ha sido convocado repetidas veces por las distintas selecciones -Guipúzcoa y Euskadi- en varias categorías, haciendo además buenos números en las mismas.

Su paso por las distintas categorías del club le convierte en uno de los jugadores más conocidos y apreciados por todos los que le conocemos. Vamos a ver si averiguamos un poco más de su historia baloncestística.

 


¿Con qué edad empezaste a jugar a baloncesto?
-A los 9-10 años.

¿Dónde y por qué empezaste a jugar?
- En la Escuela del Askatuak, por un anuncio que encontró la ama en el periódico. Antes me gustaba más el fútbol, pero un día, por curiosidad, decidí probar el basket y me gustó. Así que decidí quedarme.

¿Qué motivos te llevaron a escoger el baloncesto?
-No te podría decir ningún motivo. Como he dicho, empecé por curiosidad. Recuerdo que un día que estaba jugando al fútbol en el colé me llegó un balón de baloncesto y me gustó. Le comenté a la ama que me gustaría probar en algún equipo serio para ver cómo era y aquí sigo (se ríe).

Además ¿practicas otros deportes?
-No, solo el baloncesto. Pero también me gustan el tenis, el pádel y el fútbol. Me gusta probar nuevos deportes.

¿Cuánto tiempo le dedicas?
-Entrenamos 3 días a la semana y cada entrenamiento es de 2 horas. Aún así, me gusta salir diariamente a echar tiros.

¿Cómo te definirías como jugador?
-Creo que soy un jugador explosivo que siempre está dispuesto a aprender cosas nuevas.

¿Qué aspectos destacas de tu juego?
-Como que además de la explosividad destacan también mi intensidad tanto en defensa como en ataque y la lectura de juego. Creo que organizo bien al equipo y esa es una labor muy importante que debe ejercer un buen base.

¿Qué te gustaría mejorar?
-En todo. Pero si tuviese que elegir me gustaría mejorar el tiro tras bote, el tiro de tres, el bote y ahora mismo mejorar mi resistencia física, porque por culpa de las lesiones no he podido trabajarla mucho.

¿Qué necesitas de tu entrenador?
-Hasta ahora me lo ha dado todo y he aprendido muchísimo gracias a él. Lo único que le puedo pedir es que me siga corrigiendo como hasta ahora porque me gustaría seguir aprendido más de él.

¿Y de tu equipo?
-A mi equipo le pido intensidad en los entrenamientos. Me gustaría que los entrenos fuesen más duros. Aun así, creo que tengo un equipo muy bueno. Somos un grupo que está muy unido y nos apoyamos unos a otros. También me gustaría decir que los resultados hasta ahora no reflejan para nada lo hecho por nuestro equipo. Somos un grupo que debería de llevar más victorias.

¿Y del Club?
-Al Club le pido que siga siendo un club honesto como hasta ahora. Que los entrenadores confíen en las categorías inferiores y que siempre les den una oportunidad.

¿Cuál es tu sueño en relación al baloncesto?
-No voy a decir que sea llegar a la NBA porque realmente eso es imposible. Mi sueño es disfrutar lo máximo posible del baloncesto, como lo estoy haciendo hasta ahora, y si algún día puedo llegar a ser algo importante en el mundo del basket, pues bienvenido sea. Y si no, también me he llevado muchos amigos gracias al basket.